Apuntes Historicos de San Juan

Sunday, September 19, 2004

VINDICACIÓN DE OLIBORIO MATEO


Dr. Sobieski de León -Ensayo-

Olivorio Mateo, como Cristo, tiene dos etapas en su vida: Una oculta, y la otra pública.

Cristo, sale a la luz pública a los 33 años a predicar "la buena nueva de Dios, su Padre celestial". Liborio, hace la suya a los 30 años. "Un ángel a caballo (es lo que conoce como medio de locomoción en su entorno) lo ha llevado al cielo". "Habla con Dios, quien le ordena regresar a la tierra a predicar y a curar los enfermos". Sabe que no le creerán y hace su primera advertencia:


-!No estoy loco!!Vengo de muy lejos!


No fue el Profeta Elías al cielo en un "carro de fuego"? Y Moisés, no habló con Dios, que tenía forma de "zarza ardiendo"? Y el "Bautista", "Juan el Bautista" quien preparó la llegada de "el Hijo Amado de Dios", de "el Salvador del Mundo", el "Mesías" esperado por el pueblo esclavizado bajo las leyes del Imperio Romano, no había visto "el futuro" en sus apartamientos de los demás cuando se retiraba al desierto a meditar, a comer miel y langostas como un enajenado cubierto con piel de camellos, para luego descender a la ciudad para anunciar a aquel que redimiría a la doliente Humanidad?


Ese mismo "San Juan Bautista", según la tradición, apareció en la " Fuente de San Juan", en plena Cordillera Central, mucho antes que Oliborio Mateo naciera, es decir, precediéndolo, anunciando a este nuevo "Enviado de Dios" que lucharía a favor de su pueblo. La "Fuente de San Juan" se iba a convertir con el tiempo en "La Aguita de Liborio", agua pura, fresca, bendita agua para la sed de los sedientos, agua como ríos de leche y miel de las mismas entrañas de la Cordillera.


Oliborio Mateo, es el nuevo Profeta de "La Maguana", su interlocutor directo que viene a poner fin a la desesperanza del Hombre, a su miseria, a su esclavitud bajo ese otro férreo "Imperio del Mal". El Imperio Norteamericano, se ha apoderado de las tierras de su País.

Y allí, donde la tierra "crecía, brotaba y se derramaba como una vena rota, sus campesinos

no tenían tierra".(l)


Oliborio Mateo, aceptó su cruz.


Don Carlos Peguero(2), vió cuando llegaron las tropas de ocupación norteamericanas a San Juan, para iniciar la persecución de Oliborio Mateo en las lomas. Venían comandadas por el Coronel Williams (norteamericano) y los lacayos dominicanos Teniente Luna y el guía de montes Gume Cabrera.


Observó la gendarmería a caballo por el antiguo camino principal que conducía a Santo Domingo y que sería en un futuro la Avenida Independencia. Los vió venir en son de guerra, de persecutores oficiales del Gobierno Militar Yanky.


A los 33 años, Jesús, "El Cristo", había iniciado su "Ministerio" enviado por su "Padre Celestial" a curar enfermos. Curó leprosos, epilépticos, llagosos, mujeres con flujos vaginales. Levantó muertos en estado de putrefacción de sus tumbas. Lázaro, fue su ejemplo más preciado y rotundo. El asombro de los vivos.


Cristo, anunciaba "El Nuevo Reino de Dios" en oposición a "Los Reinos de este Mundo" marcadamente injustos con los hombres y con las mujeres, con el género humano.


Oliborio Mateo, predicó "El Nuevo Milenio".


Qué era el Milenio? !El Reino!!El Nuevo Reino!. El Reino de la ansiada felicidad de los humanos maltratados por el Poder Terrenal. El Hombre, maltratado por el Hombre. Ultrajado. Desacreditado. Ofendido. Reducido a escoria humana. Empobrecido por obra y gracia de su explotación física y espiritual.


Con su "Ministerio", Oliborio Mateo, ofendía dos poderes terrenales. El poder usurpador de los bienes materiales de producción de la Humanidad. Y el poder usurpador de los bienes espirituales de la Humanidad.


La lucha quedaba planteada.


Por un lado, Oliborio Mateo y sus campesinos. Sus hermanos campesinos. Y por el otro, los dos poderes terrenales: "Los Gobiernos y la Iglesia", aliados recíprocos que siempre han formado una unidad.


El choque era inminente.


Liborio, era para los invasores norteamericanos de su tierra, un "bandido" (igual que en Nicaragua el campesino, Augusto César Sandino), no más que un "delincuente", un "gavillero". Este último término, lo habían acuñado los "americanos" para los patriotas criollos que luchaban por la soberanía nacional, contra sus leyes impuestas y la expoliación de sus riquezas naturales, con la intensión de desacreditarlos. "Gavilleros" había en el Sur, en el Norte y en el Este, los tres puntos cardinales donde se cometía el ultraje y el robo.


Para la Iglesia, Liborio era un infiel merecedor de las llamas del Infierno, término creado por ella para aterrorizar a los que cuestionaban su autoridad. Liborio, era un íncubo, un engendro del Diablo, un Brujo de ritos satánicos africanos. Como el Obispo africano Emmanuel Milingo, que exorcizaba sacando demonios de los cuerpos, curaba enfermos con sólo tocarlo con sus manos, se poseía de "espíritus", de "luases" en medio de su "misas", rituales todos que encontraron la repulsa y desaprobación de sus superiores eclesiásticos, condenándolo al silencio y al encierro.


Una de las acusaciones a Liborio Mateo, era la de achacársele "...hacer desenterrar cadáveres en estado putrefacto y llevarle parte de la ropa del difunto, para curarle sus males a los vivos..."


Lo mismo hizo "El Cristo" con Lázaro. Sólo Cristo podía hacerlo.


Liborio, era pues un "Anticristo". Un Antiprofeta. Un curador charlatán y mentiroso.


Descargaron sobre él, culpas sociales. "Los campesinos no podían desarrollar sus labores agrícolas normales por las enseñanzas y las artes malignas de Oliborio Mateo". La producción de los alimentos estaba en peligro si no se trabajaba la tierra.


Las mujeres de la comunidad, tampoco estaban libres de peligro bajo la constante amenaza de su propia lujuria y concupiscencia y las de sus seguidores. La prédica del "amor libre" dominaba sus discursos y la mente de sus creyentes. La fuerza del instinto no tenía control en aquellas masas incivilizadas, manifestándose cada vez más, peor que en las bestias.


Estas ideas permearon la conciencia generacional sanjuanera no sólo en sus hombres y mujeres sencillos y humildes, sino en sus intelectuales que irían a ocupar y que ocuparon puestos importantes en la administración pública.


Abogados, ingenieros, médicos, maestros, creyeron, y algunos lo externaron en público, que "Oliborio Mateo y el Oliborismo, era cosa de paganismo"(3).


Para un abogado nativo de San Juan de la Maguana que había ocupado la más alta posición en la administración de la Justicia Sanjuanera, "...este pueblo no quería a Oliborio Mateo..."


Para este jurista el "Movimiento" de Oliborio Mateo, no fue otra cosa que "...un grupo de gavilleros, asaltantes y violadores que tenía Liborio con él...", "...que practicaban el amor libre y en donde las mujeres de Liborio se la prestaban a Carmito Ramírez...los Ramírez y a sus amigos distinguidos..."(4). Basaba su criterio en conversaciones que había sostenido con "...viejos que vivieron eso...", mencionando a "los Marranzini". Además, los asesinos de Mon Cáceres se habían refugiado donde Liborio, que era "un lugar de hombres armados".


En este mismo orden, el concepto que sobre Liborio y el Oliborismo, tiene y mantiene un destacado ingeniero y profesor universitario sanjuanero, lo hace coincidir con el mismo concepto que al respecto tenían sus padres , familiares y amigos de la familia: El Oliborismo consistió en "...un grupo de campesinos ignorantes que seguían a otro más ignorante que ellos..."(5)


En cambio, para Cristiana Ramírez, hija de Juan de Dios Ramírez -"Juanico"-, Jefe Comunal en el tiempo de Liborio, y nieta de José del Carmen Ramírez Carrasco

-"Carmito"-, los dos hombres que harían preso las dos primeras veces de su calvario de encarcelamientos, acusado de "conspirador contra el Gobierno", dice lo siguiente del Oliborio Mateo: "...Liborio, era una persona inteligente, un "vivo" que no sabía nada (analfabeta) pero CON UN PODER EXTRAORDINARIO PARA GANARSE LA SIMPATIA DE LOS DEMAS..."(6)


Tampoco sabía nada su bisabuelo, el General Wenceslao Ramírez Roa, que no sabía leer ni escribir y tenía como Liborio "un poder extraordinario para ganarse la simpatía de los demás". Tenía "Papá-Nelao" muchas cualidades y una de ellas era la lealtad. Liborio, había aprendido mucho de él cuando trabajó como peón en su Hacienda de Mijo, y le debía mucho respeto, admiración y amistad.


Se lo demostraría en el futuro cuando le salvó la vida a su hijo "Carmito". Fue en ocasión de su segundo apresamiento cuando sus seguidores lo rodearon. El "Maestro", dió la orden en el preciso momento del peligro:


-!A ese no, que es de nuestros amigos!


Los dos poderes terrenales -Gobierno e Iglesia-, se cuidan mutuamente.


Desde el antiguo pensamiento egipcio, los Dioses fueron unidos indisolublemente a los gobernantes. Mas tarde, hubo una dicotomía separando la Divinidad de la Humanidad.

Los Dioses, sin embargo, en esta etapa, eran quienes designaban a los gobernantes, reyes o faraones.


Hubo una época en que el poder religioso tomó directamente el destino de los Estados. Los príncipes, llegaron a ser papas (!de ahí el nombre nobiliario de "Príncipe de la Iglesia"!), y los papas príncipes y reyes. Había un dominio absoluto concentrado en una sola persona. Los asuntos terrenales y los celestiales, tenían una sola administración. Italia, fue ejemplo de este nuevo estilo de gobernar los "Estados". Bien pronto el mundo se le vino encima a la Iglesia. Crearon su propio tribunal donde juzgaban a los vivos y a los muertos y determinaban no sólo la forma de "pensar" de los súbditos o creyentes sino hasta los hábitos y costumbres que debía seguir la gente. La no obediencia absoluta se castigaba con la muerte precedida de horribles tormentos corporales. Ese tribunal se llamó "La Santa Inquisición", que fué una larga y negra pesadilla de seis siglos de oscurantismo y maldad, en la Historia de la Humanidad. Aún hoy, trasmutada, se siente su presencia.


La Revolución Francesa, hizo separar el "cuerpo" de la Iglesia de la "cabeza" del Estado dividiendo el poder unificado del clero, la nobleza y la monarquía. La Iglesia, creó su propio "Estado", organizándolo de tal manera que sus representantes quedaron distribuídos por todo el mundo. Creó un poder transnacional. A través de sus representantes, ejercía su poder, realizando los acuerdos con cualquier Estado de la tierra, a nombre de Dios y el "Bien Común". Su prédica seguía siendo la misma: "Sacrificarse en esta vida para ser felíz eternamente en la otra".


A la hora de juzgar a un personaje histórico como Oliborio Mateo, es importante acudir a todas las fuentes objetivas posibles para desligarlo de la leyenda en que quieren sumirlo tanto sus seguidores como sus detractores.


Su biógrafo "histórico" por excelencia lo es Emigdio Osvaldo Garrido Puello. Es el primero que ensambla el complejo arquetipo de su personalidad. E.O. Garrido Puello, es además el típico"maestro", el "educador", el periodista respetado por la sociedad de su tiempo. Pertenece a una "casta principal", a "familias de abolengo" de una aventajada posición social y económica. Representa la intelectualidad de su época. El prototipo de "Hombre Culto".


No hay dos nombres que pesen tanto en la Historia de San Juan , como el de Víctor Garrido Puello, el gran poeta, escritor y político sanjuanero, y el de E.O. Garrido Puello. Ni siquiera le interesa los nombres sino los apellidos que lleva. "El Cable", el periódico que dirige, tiene fama de "patriótica actitud crítica frente a los interventores norteamericanos y su Gobierno Militar de facto.


Víctor Garrido Puello, ha escrito "Los Puello", libro laudatorio de "la familia". Aquí exhibe la tesis de que "los Puello" han estado ligado siempre a las mejores causas y al patriotismo desde las luchas preparatorias de nuestra Independencia de 1844.


En su obra, intenta menospreciar el mérito inalienable del Vencedor de Santomé, General José María Cabral y Luna, indiscutible estratega militar de aquel episodio histórico.


Presenta con méritos rebuscados la pusilanimidad y falta de hombría de uno de sus ancestros, subalterno del General Cabral, en Santomé, que habiéndole fusilado a sus dos hermanos -verdaderos patriotas junto a Duarte, Sánchez y Mella-, en lugar de vindicarlos, se presta a obedecer las órdenes y pensamientos del asesino de su sangre. Eusebio Puello, es en la Historia de San Juan y de la República, el prototipo de traidor y vende-patria, cuyo servilismo a sus amos europeos, le hizo pagar bien caro en "La Canela", su antiguo Jefe Militar en Santomé.


"Los Garrido", fueron una familia sustancialmente conservadora que pasaron a la Historia de San Juan y del País, por su trujillismo militante. Fueron servidores orgánicos de la Dictadura de Trujillo, en San Juan de la Maguana. Gobierno ilegal de terror, torturas, vandalismo, vejaciones , asesinatos y robos, durante más de treinta años.


Oliborio Mateo, no fue santo de la devoción de los "Garrido Puello".


San Juan de la Maguana, terminó creyendo lo que el "magisterio civilizador y culto" de los "Garrido Puello", propaló a sus anchas.


Entre antiguos y actuales munícipes de la Provincia es lección aprendida que E.O.Garrido Puello, fue un defensor de nuestra Soberanía Nacional, que se opuso desde su periódico "El Cable", a la Primera Invasión Norteamericana.


Es el mismo E.O.Garrido Puello, quien hace desde su periódico "anotaciones críticas" sobre "...las acciones de Oliborio Mateo...", "...vinculándolo a los criminales de la época y guerrilleros que no estaban acorde con la política norteamericana..."


He aquí entonces una coincidencia ideológica entre el pensamiento de Oliborio Mateo y el pensamiento de E.O.Garrido Puello. Su decidida conciencia social en contra de la política intervencionista de los americanos en la tierra que vió nacer a ambos, y a la cual se deben con el mismo derecho patriótico.

Paralelo a los actos de curar con sus manos y su “palo de piñón”, Oliborio Mateo participa en la guerra. Es una guerra de intereses de todos contra todos.


Para la época del surgimiento del Oliborismo (Oliborio, empieza su “Ministerio” en 1908), la República se había dividido en numerosos bandos regionales armados. La inestabilidad política es lo que impera. Era la época de la montonera. De los Gobiernos de Mon Cáceres, Alejandro Nouel, Eladio Victoria y el General Bordas Valdéz, de 1908, a 1914. En este año, los “americanos” intervienen en los asuntos internos dominicanos so pretexto de mediar en las hostilidades y recomendar elecciones generales, enviando “observadores” a las mesas electorales.


Es el Gobierno de Ramón Báez, hijo del ex presidente Buenaventura Báez, quien convoca a elecciones en 1914. Por segunda vez, sube a la presidencia de la República, Juan Isidro Jiménez.


Dos años más tarde, se rompe por sí solo el velo de las apariencias “justificándose” la Intervención Militar Norteamericana de 1916, como “la única vía de solución al problema de los dominicanos”.


Ya en 1911, los norteamericanos habían forzado al Gobierno a promulgar la “Ley de Franquicias Agrarias” que sentaba la base de su futura expansión y adueñamiento de nuestro territorio para sus fines comerciales e industriales.


Antes las protestas nacionales, las Compañías Azucareras Norteamericanas imponen una nueva “ley”, la “Ley de Partición de Terrenos Comuneros” de noviembre de ese mismo año, con lo que los “americanos” se apoderan de más de 2,800,000 tareas de las mejores tierras del Norte, Sur y Este de la República .


Una última ley, la “Ley de Registro de Tierra”, de 1920, vino a justificar las propiedades adquiridas con la anterior, estando vigente aún.


El Gobierno de Mon Cáceres (1908-1911) fue un despiadado persecutor de Oliborio Mateo y del Oliborismo, habiendo decretado la destruccion del “Movimiento” debido a “…la presión del pueblo dominicano…”


Las tropas del Gobierno no tardaron en detectar el Campamento de Oliborio Mateo, entrando en contacto con su “ejército” y desbandándolo. Liborio, se refugia entonces con partes de sus seguidores en la Cordillera Central. Las fuerzas del Gobierno, queman y arrastran los ranchos que servían de cuarteles(7).


No cabe dudas pues, que además de su “Ministerio” religioso popular, o a propósito de él, Oliborio Mateo, desarrolla como mecanismo de defensa, acciones de tipo guerrilleras y la creación del un” Ejército Liborista”,como se creó un “Ejército Sandinista de Defensa de la Soberanía Nacional” en Nicaragua, formado por campesinos analfabetas mal alimentados y mal vestidos que seguían a su líder y “Maestro” César Augusto Sandino en su lucha patriótica contra los mismos invasores norteamericanos en su País en 1914 y años sucesivos).


Para algunos, ese “Ejército Liborista”, llegó a tener 1,000 hombres, es decir combatientes. Para otros, 2,000 partisanos, que seguían la causa de su “Maestro” y “Guía”, Oliborio Mateo, en defensa de “sus tierras” amenazadas por la expansión de las Compañias norteamericanas establecidas en nuestro País.


Si se recuerda que Oliborio Mateo, se presentó en una ocasión sorpresivamente en San Juan de la Maguana con 80 hombres y que previo a ello tuvo una reunión en la Finca de Mijo de su antiguo patrón el General Wenceslao Ramírez –“Papá-Nelao”-, tenemos en esto una prueba objetiva confirmada de su condición de líder comandante de tropas.


La razón de tal acción era “presionar” para “negociar con el Gobierno”. Su posición era “…contribuir al definitivo establecimiento de la paz…”(8).


Don Manuel Figuereo(9), afirma que la reunión se dio real y efectivamente en la Hacienda de Mijo del General Wenceslao Ramírez, y que Liborio, llegó a un acuerdo con los Opositores del Gobierno.


Es comprensible su participación en la “Guerra de 1912”, al lado del General Wenceslao Ramírez.


De 1908, al 1911, su “Movimiento” místico crece y se consolida. De 1911 a 1916, hay una transformación “social” de su lucha contra el estado de indefinición y represión de los “Gobiernos”, que su vez, le han declarado la guerra. De 1916, a 1922, año en que cae combatiendo contra el invasor, hay una definida orientación en contra de la ocupación norteamericana.


El pedido a los campesinos de no aceptar el “pitisalé” que reparten en todo el País los “americanos”, es un claro indicio de su posición ideológica antiimperialista(10).

Oliborio Mateo, ya sabe que los “americanos” usurpan y usufructan las tierras que sólo pertenece a los dominicanos. Intuye que el estado de pobreza y abandono en que se encuentran los campesinos tiene su razón de ser en ellos. Que el trastorno de la vida social y económica de la República coincide con el desarrollo y afianzamiento de las Centrales Azucareras Norteamericanas y su monopolio de la comercialización agrícola del País.


¿Muere el Oliborismo con la muerte en combate de “El Maestro de la Hermandad” en “La Hoya del Infierno”, en plena Cordillera Central?


Lo dudamos.


Aquel 27 de Junio de 1922, nacía Oliborio Mateo para siempre en el alma sanjuanera popular y nacional, dejando enseñanzas de paz respaldadas por sus combates –más de dieciseis-, contra los enemigos de la paz , el progreso y la concordia.


Dieciséis años después en la Comunidad de El Cercado, un oficiante oficial se escandaliza por el “surgimiento del Oliborismo”. La Iglesia, pide a Trujillo que lo haga desaparecer.


Pero Trujillo no es mago. Como McKandhal, el esclavo africano haitiano luchador por su libertad, se metamorfosea y se esconde, sólo para resurgir con más fuerza veinticuatro años más tarde en Las Matas de Farfán (“Palma Sola”).


Tanto asusta “Palma Sola”, que la Iglesia y sus “pro-hombres”, le piden al Gobierno “que acabe con eso o ellos lo harán con sus propias manos”.


De nuevo “…los campesinos no están produciendo en sus predios agrícolas y habrá escasez de alimentos…”, “…los niños han dejado de ser mandado por sus padres a las escuelas…”, y “…los oliboristas amenazan con invadir la ciudad de San Juan de la Maguana…”


Es verdad, rotunda verdad, lo que la Salve canta:


“Dicen que Liborio, ha muerto

Liborio, no ha muerto ná

Lo que pasa es que Liborio,

Nunca comió pendejá…”



Liborio, Papá-Liborio, el Dios-Oliborio, el Viejo Olivo, José Oliborio Mateo Ledesma, ¡Vive!…¡La lucha, sigue!



1 Comments:

At August 8, 2006 at 11:32 AM, Blogger JayCam said...

Collado: Me encanto su analisis, la descripcion de epoca y las raices que crearon a este personaje. Creo que esto es una gran contribucion para la re escritura de la nueva historia dominicana. Gracias por compartirlo.
Saludos cordiales,
Jay

 

Post a Comment

<< Home